Gestión

Published on febrero 10th, 2014 | by CREATIVEMAS

0

¿Eres un buen gestor de tu negocio?

En muchas ocasiones una mala praxis de la empresa se vincula directamente a factores externos como la falta de financiación o de ayudas. Pero en el 97% de los casos parte de ese “fracaso” viene a raíz de una deficiente gestión de la empresa por parte de su director ejecutivo.

En uno de los artículos publicados la semana pasada sobre “el miedo al fracaso”, se hacía referencia a la dependencia hacia lo seguro y rutinario, en lugar de aventurarse y  descubrir nuevas oportunidades. En la gestión de tu negocio ocurre prácticamente lo mismo: muchas veces no se conoce el error y, por lo tanto, no hay posibilidad de erradicarlo. Lo más importante es reconocer el error y aprender a evitarlo para que, en un futuro, el manejo de tu empresa sea más práctico y sencillo.

Para conseguir una buena dirección de tu empresa es necesario cumplir con la satisfacción financiera, el agrado de los clientes y la interioridad de la empresa de manera simultánea. Para alcanzar dichos objetivos es necesario seguir una serie de pautas imprescindibles para lograr una buena praxis de la empresa:

  • Organizar el tiempo. Hay muchos empleados a los que les faltan horas en el día para completar su trabajo. El primer paso consta en dominar la gestión del tiempo dedicado al trabajo y las tareas pendientes durante el día.
  • Controla la autogestión. A la hora de evaluar la administración de tu trabajo, es muy importante ser crítico con uno mismo y definir los objetivos a alcanzar. Por otro lado, tienes la obligación de conocer tu estilo propio para gestionar una empresa, es decir, si te guías por los clientes, los beneficios, las transacciones etc.
  • Fija un objetivo. El cometido por el que has creado tu empresa debe quedar siempre vigente a la hora de emprender tu camino y conseguir nuevos negocios. Los objetivos son esenciales para definir las bases y pautas que una empresa debe seguir.
  • ¿Se está siguiendo el rumbo? No es necesaria una mayor explicación a la pregunta expuesta, en el caso de tener el deseo de cumplir los objetivos fijados. La fidelidad a la visión inicial de tu negocio tiene que ser permanente, y si hay cualquier tipo de desviación, analiza el por qué.
  • Controla el ritmo de crecimiento. Dependiendo de la empresa y de su inmersión en el mercado, el ritmo de crecimiento será mayor o menor. El caudal de desarrollo de una empresa no es siempre el mismo, habrá temporadas con un mayor rendimiento y otros meses en los que el índice no llegue a la media.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑