Psicology

Published on julio 26th, 2017 | by CREATIVEMAS

0

La psicología ayuda a mejorar tu productividad

Suele ocurrir con aquellos emprendedores que han iniciado un negocio de forma individual y aquí la psicología juega un papel muy importante porque se trata de un solo individuo, con la responsabilidad de ejercer como veinte trabajadores en una empresa. Además también está el factor de cumplir con todos los plazos previstos para la entrega de materiales, un trabajo que sin lugar a dudas se realiza mejor en conjunto, pero en el contexto del autónomo todo resulta más complicado.

  • Organizarse bien. En este punto entran un sinfín de conclaves que determinan y definen este aspecto, pero una de las más importantes proviene del maldicho por muchos “to do list”. Los expertos en este rango aseguran que solemos asignarnos más tareas de las que en realidad cumplimos a lo largo de la jornada laboral, y este factor puede llegar a frustrar. Por lo tanto, bajo semejante foco de sabiduría es mucho más sencillo sincerarnos, ser realistas y elaborar una lista de tareas factible de cumplir a lo largo de la jornada laboral.
  • Puro optimismo. Otro punto tabú que muchos expertos recomiendan, pero que no todos sabemos emplear en el campo laboral y en la vida en general. Todo esta en el pensamiento y si mantienes una fe optimista en cualquier tarea que realices durante el día, te resultará mucho más sencilla completarla. Según sendos estudios, “las posibilidades de que un pequeño negocio prospere son de un 35%” sin embargo, un pensamiento negativo constante puede llegar a arruinar cualquier capacidad de negocio que se precie.
  • Reducir el estrés externamente. Si sufres de estrés (aunque nos encontremos en una época bastante libre de dicha carga) el deporte y otras actividades pueden ayudar muy favorablemente a combatir la ansiedad y frustración en el trabajo. En la oficina también se puede luchar contra dicha carga con consejos que hemos ido lanzando a lo largo de este año, como por ejemplo realizar descansos breves de 15 minutos, agrupar tareas similares y no utilizar cualquier material de trabajo fuera de ese ámbito.
  • Busca el equilibrio. Una tarea de lo más complicada, ya que todas las acciones anteriores conllevan a crear un equilibrio personal. Sin embargo, otras actitudes ayudan favorablemente a equilibrar la balanza, como aprender a decir que no, no postergar tareas, vivir el presente y cumplir con los tiempos.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑